Comisión de Educación. Propuestas

Desarrollar un plan de educación emocional (proyecto “Diario de las emociones”)

Este proyecto se dirige a los colegios públicos con la intención de abrir un espacio para acercar al niño a su propio mundo emocional. Incidir en la importancia de conocer y reconocer las emociones que nos atraviesan, darles nombre, diferenciarlas dentro de uno mismo para ampliar el propio conocimiento y el del otro.

CONTENIDO: “Diario de las emociones” es una acción educativa-preventiva para niños, cuyo foco son las emociones y el juego. Cada niño creará su diario, con sus tapas y distintas páginas, donde irá recogiendo sus emociones. Crear como eje conductor.
Mediante el juego el niño aprehende el mundo exterior, elabora su mundo interno, siendo su primera manera de relación y expresión con el otro. En el juego el niño elabora las emociones que van apareciendo, siendo su medio natural de expresión.

El “Diario de las emociones” consiste en crear un espacio grupal procesual (trimestral, semestral o anual). Proceso éste ligado a la percepción de tiempo necesario para que cada niño desarrolle, experimente e integre lo que necesite.
Se irán trabajando emociones en cada encuentro a través del juego, la música, el movimiento y la expresión corporal, la arcilla, plastilina, sonidos, música, etc., con el objetivo de ir creando el propio diario para dejar plasmado en él el trabajo de cada día.
Al finalizar, el niño se llevará su “Diario de las emociones” para poder acercarse a él cada vez que lo necesite.

Entre las mejoras que este tipo de intervención puede provocar en el ámbito educativo se contempla ampliar su autoconocimiento, adquirir mayor empatía con uno mismo y con los demás, favorecer las relaciones humanas, la creatividad, compartir con otros pares el mundo interno, favorecer la idea de grupo, la cooperación, la horizontalidad y elaborar aquellos aspectos que necesite el niño en función de su momento vital. En definitiva, un espacio seguro para la experimentación.
Este tipo de intervención potencia los espacios de escucha para el niño, así como para los que acompañan estos encuentros, además de ayudar a abordar cuestiones que en el aula tendrán menos cabida dadas las necesidades de tiempo que los objetivos curriculares exigen.
Los beneficios abarcan tanto al niño, al grupo, como a los educadores y, por extensión, a los padres.

El “Diario de las emociones” se podrá implementar tanto en horario extraescolar como en el propio horario lectivo, atendiendo así a la importancia que puede otorgarle al niño desarrollar otro aspecto de su aprendizaje, además del racional e intelectual.
Según el ciclo evolutivo de los niños, las acciones a implementar del “Diario de las emociones” se irán ajustando a sus propias necesidades.
Para su ejecución serán necesarios profesionales de psicología o terapeutas con formación en infancia, conocimientos de la Teoría del Apego, de la inteligencia emocional y que hayan atravesado un proceso terapéutico propio para que la mirada hacia el niño sea lo más transparente posible.

Procedencia Competencia Prioridad
Particular Municipal Alta

Estado de ejecución de la propuesta